SI SR. SANCHEZ, TIENE USTED RAZÓN, HAY QUE CONDENAR LA VIOLENCIA.

Cada día mueren 80 dependientes que esperan ayuda. El Estado desatiende a los dependientes al asumir solo la sexta parte de su financiación mientras la lista de espera se mantiene por encima del cuarto de millón de demandantes y aumentan los casos más severos. La cifra de fallecidos en espera de ser atendidos supera los 30.000 al año (30.400 en 2018), más de 80 cada día. ESO ES VIOLENCIA.

Violencia es saltarse a la torera los artículos constitucionales de carácter social.

Violencia es que haya millones de personas desempleadas y hogares donde no entra un solo sueldo. Que personas con un empleo se encuentren por debajo del umbral de pobreza. Que casi el 30% de la población este en riesgo de pobreza, y casi la mitad con problemas para llegar a fin de mes.

Violencia es haber llegado a desahuciar más de 500 familias al día.

Violencia es haber robado 60.000 millones de euros a los ciudadanos de este país para dárselo a los bancos a fondo perdido.

Violencia es que millones de hogares no puedan cubrir los gastos energéticos imprescindibles y se encuentren en el umbral de pobreza energética.

Violencia es que las elites, los de siempre, gobierne quien gobierne, defrauden a Hacienda, no paguen impuestos y evadan a mansalva.

Violencia es que mientras se tiene casi la mayor tasa de pobreza infantil de Europa, los 20 españoles más ricos ganen más de 1.700.000$ por hora.

Violencia es que el sistema capitalista ofrezca cada vez menos a sus ciudadanos: genera más crisis que crecimiento, desempleo y empleos basura, deterioro galopante de los servicios públicos, nuevas generaciones sin futuro, destrucción ambiental, empobrecimiento de las grandes mayorías…

Violencia es que las familias, léase las mujeres, se tienen que reventar trabajando para atender todo lo que el mercado laboral expulsa o no cubre con sus ridículos salarios, todo lo que el Estado va dejando de proporcionar.

Y así podría seguir y seguir….

Nunca he oído a nuestros representantes políticos “constitucionalistas” condenar estas violencias. Antes bien, y con recochineo, nos quieren hacer creer que las desigualdades que acarrean son compatibles con la Democracia.

La democracia, en la fase del capitalismo neoliberal que vivimos, tiende progresivamente a vaciarse en un contexto de guerra social, en el que la ley, su ley, es el instrumento privilegiado de la lucha contra la democracia formal en la que vivimos. Ley que se aplica cuando interesa a “sangre y fuego”. Y si no fuera suficiente, ya sabemos, gracias a Weber, que el Estado tiene el monopolio del uso de la fuerza, que ejerce a través de los cuerpos de seguridad y, llegado el caso, el ejército. Y así, hasta los fascistas se hacen demócratas. Ahí está Vox para demostrarlo. En España, a todos los que jamás condenaron el franquismo se les empezó a llenar la boca de democracia, “su democracia”, la que defiende “su ley”.

Una vez que la democracia se ha vaciado, cuando si es preciso se vota y se vota y se vota…. hasta que la gente entre por el aro y ganen los de siempre (por supuesto, jamás te dejarán ejercer un voto que pueda transformar este estado de cosas), entonces ya se puede acusar de “violentos” a quienes se oponen a este estado de cosas. Código Penal en mano, los poderosos y sus representantes repiten y repiten… “dentro de la ley -su ley- todo, fuera de la ley nada”; “dentro del marco de la ley” o “el imperio de la ley”.

En resumen: todos los avances sociales se han conseguido mediante la lucha y una vez conquistados, yendo más allá. Y eso no se ha hecho, no se hace, sin dolor ni enfrentamiento. Sin fuerza social. (¿sin violencia?).

Mientras, la izquierda del sistema apela a la “ilusión democrática” y nos invita a lograr los cambios sin fuerza, sin ningún costo, sólo votando o saliendo a las calles con globos y charangas. Con ello contribuyen a ocultar el antagonismo, la violencia estructural y sistémica de la sociedad capitalista.

Si, existe la lucha de clases y la van ganando ellos.

En Madrid, a 29 de octubre de 2019

Jafr

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies